Acciones de Iberdrola: ¿Deberíamos fijarnos en ellas?