Las acciones de Repsol tienen una zona clara de resistencia