Las acciones de Ford Motor no marcan debilidad: ¿Compramos de nuevo ahora?